La tormenta causó numerosas caídas de árboles

El pronóstico meteorológico había anunciado un alerta por la posibilidad de fuertes tormentas para Entre Ríos y en especial para la capital provincial, hecho que finalmente se produjo en horas de la madrugada de este martes.


Si bien sólo cayeron alrededor de 20 mm, el mayor problema se generó a partir de las fuertes ráfagas de viento que ocasionaron la caída de unos 50 árboles en distintos puntos de la ciudad como así también de alguna cartelería y de postes de alumbrado y telefonía en vía pública.

Desde el área de Protección Civil de la Municipalidad de Paraná se recibieron los llamados de diferentes vecinos para despejar ciertas aceras por árboles caídos y distinto tipo de ayuda ante eventuales inconvenientes por el agua y el viento en algunas viviendas. La zona más castigada en este sentido fue Bajada Grande, con una docena de inconvenientes en techos de viviendas.

Las cuadrillas de las Unidades Municipales se encuentran trabajando para solucionar los inconvenientes desde las primeras horas de la mañana.