Se clausuran playas de la ciudad por la creciente

Desde la Comuna se continúa desplegando el operativo de emergencia en todo el borde costero a efectos de revertir la situación que presentan algunos sectores afectados por el ingreso de las aguas del Paraná. Por otra parte, se procedió a la clausura de los balnearios en la ciudad.


La crecida del Paraná no da treguas y aun sin haber llegado a su pico máximo en esta zona, la Municipalidad viene trabajando en un operativo coordinado con diferentes áreas de servicios para subsanar los inconvenientes que se registran en todo el sector ribereño. 

En el marco de las tareas coordinadas desde el Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, a primera hora de hoy, se trabajó en la zona oeste de la ciudad donde se alertó respecto del ingreso de las aguas del río en la zona recreativa de Bajada Grande. El Intendente Sergio Varisco se hizo presente en el lugar supervisando las tareas. 

"En Bajada Grande, en la zona de los miradores, realizamos un refuerzo de las tareas que veníamos llevando a cabo con la colocación de una bomba extractora de gran capacidad. Estamos sobrellevando la situación día a día" subrayó el Presidente Municipal.
En tanto, el titular del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, Roberto Sabbioni, señaló que se suscitaron algunos problemas también en Los Arenales y Toma Nueva y en otro sector de Bajada Grande pero -aclaró-, “tenemos controlados todos estos sectores que se vieron afectados por la crecida del río". 

Además explicó que las tareas se realizan con la articulación de otras áreas de servicios. "Hemos afectado personal de Obras Sanitarias, Alumbrado Público y Conservación Vial para llevar adelante estas tareas". 

A efectos de generar una mayor contención en la zona, estos trabajos fueron reforzados con la construcción de pequeños terraplenes que eviten el ingreso del agua del río.


Clausura de los balnearios

Por otra parte, Sabbioni informó que se clausuraron las playas en la ciudad debido al peligro que representan ante la marcada creciente que están registrando las aguas del Paraná. "Si bien esperamos que esto se revierta, no es algo que se avizore con posibilidades inmediatas -advirtió-, máxime que aún no se ha registrado en esta zona el pico máximo de la creciente".
En este sentido, y más allá del personal dispuesto en los balnearios para evitar el ingreso de bañistas, se solicita a los ciudadanos y visitantes se respeten las indicaciones que prohíben el acceso a estos sectores.