Un paseo mágico por el Teatro 3 de Febrero

Las visitas guiadas al Teatro 3 de Febrero son una propuesta que se han transformado en un clásico en Paraná. 


En este sentido, existe un programa especial para escuelas, talleres, centros de jubilados y asociaciones.
Desde el establecimiento, dependiente de la Secretaría de Cultura, se informó que para solicitar turnos los interesados deben comunicarse al teléfono 4235701/int.108.
Las visitas se realizan de martes a viernes de 9.30 a 12, con entrada libre y gratuita.
En cuanto a los turistas que están de paso y visitan el Teatro, por esa particularidad, pueden acceder a la visita sin la solicitud previa del turno.
El Teatro, declarado Monumento Histórico Nacional desde 2008, goza de una larga historia. “Sólo los rincones, escaleras, espejos, butacas, luces y sobre todo su silencio – tan llenos de voces-, pueden narrar mucha vida. El viejo edificio es mucho más que sus dimensiones, líneas arquitectónicas, pinturas y decisiones políticas que abrieron o cerraron sus puertas. Es un conjunto enorme de decisiones políticas que abrieron o cerraron sus puertas. Es un conjunto enorme de trozos de alegría y tristezas, de vocaciones, sacrificios, talentos, obras sublimes y encuentros populares. El teatro sabe, recuerda y guarda”, se señala a los visitantes en una breve reseña escrita.
El recorrido incluye visita a los camarines, el Museo en la Galería del Pensamiento, dos salas alternativas (Sandrini y Verónica Kuttel), el salón dorado, el sector VIP y la parte del viejo circo - teatro en el subsuelo (pista del circo, jaula de los felinos, las caballerizas).
Asimismo, el Teatro ofrece los denominados Paseos Nocturnos, que se realizan cuatro veces al año, es abierto a todo público y con entrada libre y gratuita. Su particularidad son las sorpresas, los flashes y artistas que acompañan el recorrido y lo hacen más ameno. La duración de la visita es de casi dos horas.


Anécdotas

Carlos Vila, guía del Teatro, comentó que los chicos se van muy entusiasmados porque
pasan un rato muy divertido: “Siempre intento que todo el mundo que viene se lleve un recuerdo agradable de esta Casa, aparte de conocerla y visitarla, que guarden un momento que no se olvide fácilmente. Y así también con los adolescentes que vienen con una idea que va hacer algo aburrido, terminan re entusiasmados, hacen preguntas y no se quieren ir, se contagian de lo que hay acá adentro un lugar mágico y maravilloso”.