Un acercamiento de los gurises al arte, con novedosas actividades

El Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez invita a dos actividades especiales participativas en sus instalaciones: una observación guiada con instancia de reproducción, y un estampado en serigrafía.

En período de vacaciones, el público de los museos se enriquece con las familias en plan de salida.

“Se dan chicos que traen a sus padres y viceversa. Las niñas y los chicos piden venir cuando hay actividades tipo “Detectives en el Museo”; y en otros casos son los padres que necesitan llenar el tiempo de sus hijos, y por suerte año tras año es mayor la cantidad de familias que se acercan.

Durante el resto del año se ven adultos sueltos o escuelas con grandes contingentes, pero en vacaciones el fenómeno es la visita familiar”, comenta Marcela Canalis, directora del Pedro E. Martínez.

Por eso, en estas semanas, desde la institución dependiente de la Secretaría de Cultura provincial se ofrecen planteos especiales: “proponemos transformar la visita al museo en una actividad más lúdica, no solo orientada a los más chiquitos, sino a toda la familia”, acota la directora.

Escultores de papel. El primero de estos convites tiene que ver específicamente con los más chiquitos, de 6, 7 y 8 años, a quienes se los invita a una observación guiada de una obra abstracta, que luego deberán recrear en otros materiales (papeles y cartulinas).

“La idea es que los niños y niñas, a través del acompañamiento de las guías, hagan una observación con hincapié en colores, formas y texturas a partir de la observación de una obra bidimensional; y luego que trasladen eso a un espacio tridimensional, armando una especie de maqueta que recree la obra. Es decir, que pasen del plano al espacio”, indica Canalis.

La observación guiada será el jueves 13 a partir de las 15:30, sobre una pintura de Federico Lanzi que fue ganadora del Primer Premio del Salón Anual de Artistas Plásticos de Entre Ríos en su edición 2016.

“Con conceptos primario de la sintaxis de la imagen, tomamos esta obra que es bien clara y simple en términos de poder deconstruirla para un niño, e identificar estos conceptos de forma, color y textura, y entender que esas figuras forman parte de nuestro mundo tridimensional”, anticipa Karen Spahn, una de las guías y facilitadoras de la actividad, integrante del Equipo de Educación e Investigación del museo. 

Se le pide a los participantes llevar tijeras, el resto del material es brindado en el momento. Requiere inscripción previa porque tiene cupos limitados.

Para un niño, entrar al museo es descubrir un universo. Hacerlo a través de un juego los convierte en potenciales artistas.

“Por suerte, en la mayoría de los casos se fascinan en el contacto con la obra. Entienden que detrás está el trabajo de un artista. Insistimos en el cuidado de las obras, que las queremos tratar de la misma manera que el artista las trató al realizarlas. Es un objetivo que tiene que ver con la conservación y el cuidado, porque esa imagen es diferente a cualquiera que se puedan encontrar en un afiche publicitario o en una revista”, dice Karen.

“Al final de esta actividad, el trabajo de los niños formará parte de un mosaico que se va a construir a los costados de la obra de Lanzi que está montada. No la cambiamos, pero visualmente podemos entender que esa imagen está a la par de otras creaciones e interpretaciones”, anuncia la facilitadora.

Serigrafía. Para el jueves 21, la invitación es a experimentar con una técnica de impresión popular, que emplea un método de reproducción sobre diversos materiales (remeras, telas, cartones, bolsos), a través de tinta y una malla tensada en un marco que se denomina shablón. Esta jornada suele atraer a público de diversas edades.
“Vienen más adolescentes, pero también familias con chiquitos, algunos de los cuales hay que alzarlos para que lleguen al shablón a hacer la pasada”, cuenta Canalis.

“Tuvimos una muy buena recepción en 2014 con la primera edición. Esperamos que esta sea masiva. La idea es que se tome contacto con esta técnica tan particular. El guía y facilitador será Javier Zanuttini y la propuesta es que cada uno realice su propia estampa en la superficie que traiga”, aclara la directora.

Se ofrecerán dos imágenes para la práctica: una que tiene que ver con una obra que es del patrimonio, que es un tapir de Oscar Tucho Salari; y la otra es el isotipo del museo.

“Es para todas las edades, es muy lindo lo que sucede. El sentido es acercar al público al museo y que puedan hacer la experiencia concreta de ejercitar una técnica popular de grabado”, amplia Marcela Canalis.

Por otra parte, desde el próximo viernes quedará habilitada la muestra “Fundacional. De cómo se formó la colección inicial del Museo Provincial de
Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez (1925-1936)”. Además, como es habitual, se podrán recorrer las Salas Patrimoniales “Bicentenario de la Independencia” y la colección de exhibición permanente de Cesáreo Bernaldo de Quirós.
Cuándo y dónde
El Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez queda en Buenos Aires 355. Funciona de martes a viernes de 8 a 13 y de 15 a 20; los sábados de 10 a 12 y de 16 a 19; y los domingos de 10 a 12. La primera actividad tiene cupos limitados, llamar al 0343-4207868/918