El comienzo de Borboletta

La mítica boîte del 8vo. piso del, por entonces, Hotel Mayorazgo, esta pronta a renacer. El boliche que tuvo su época de oro junto al DJ Nipon Ruiz entre los años 1975 y 1985 abre sus puertas este 11 de Agosto en una fiesta especial a beneficio de de FundNeo.

Nipon Ruiz en Borboletta año 1982
Al respecto, un amigo de Nipon Ruiz, José Lucio Nuñez, escribe esta crónica de como fue el comienzo del boliche principalmente en cuanto al tipo de música que allí se escuchaba y bailaba.

"Era el principio de 1975 cuando recién llegado de vivir en Baires, conseguí trabajo de DJ en Natacha. Nipón estaba en La Belle y era el DJ más prestigioso de la ciudad. Éramos otro tipo de DJ que los actuales, vivíamos obsesionados por el buen material inédito que pudiésemos conseguir y porque nuestros equipos no distorsionasen y estuviesen bien ecualizados; los años 71-72 de DJ en Stop de CdelU al lado de Leandro Rivas y Miguel Lobato me servían de ejemplo tangible para la difusión de excelente música, que además pudiese bailarse y servir para entretejer historias románticas, sin que se perdiese en la gente que se iba a divertir en estas Boîtes, una faceta educativa musical paralela. Nótese que tanto aquí como en otras ciudades, la diferencia de ser un DJ de fiestas de 15 años o de una buena Boîte era abismal; era la diferencia entre difundir el material comercial ya impuesto por los medios y el de tratar de imponer a tu audiencia lo que rescatabas como mejor de lo que estaba saliendo y que mezclabas sutilmente con lo ya habías establecido; era la diferencia entre que te invitasen a una fiesta o que pagases por estar en un lugar donde tus amigos, la atención esmerada y su música particular, ponían una cierta cuota de magia.

Nipon Ruiz 1977
A mediados de este año Raúl Rossi, un DJ legendario de Paraná, venido de Le Prive de Baires, llegó para fundar Borboletta; quiso en un principio trabajar con Nipón, pero su audaz propuesta de usar un 70% de material inédito para Paraná, no le resultó razonable y Nipón le aconsejó a Raúl que para tan descabellada tarea, me buscase en Natacha. Así fue como con un muy buen equipo Holimar, cuyos bafles estaban en el techo, a solo medio metro de nuestras orejas, podíamos lograr una presión sonora muy alta, con una baja potencia. El sonido decae al cubo de la distancia, por lo que si te alejas al doble de la distancia donde está la alta presión sonora, recibes solo 1/8 de esa inicial potencia. Así se podía hablar, sin tener que gritar, sentados en cómodos sillones a solo metros de la pista, disfrutar de los tragos de Miguel. Y durante los primeros meses, creo que la gente que iba, si bien disfrutó de una música increíblemente loca, no creo que haya podido bailar muy a su agrado. Pues si Raúl ponía una hora de música y el resto me dejaba divertirme a mí, ninguno de los dos éramos lo suficientemente sensatos en ese entonces; era como tratar de apagar un fuego con nafta; solo los lunes no estaba abierto Borboletta y había un porcentual interesante de turistas, bastante laxos a nuestros exquisitos gustos musicales. Así fue como, lo mejor del Pop, del rock, el soul el Rhythm & blues, del jazz y más, mucho, mucho más, comenzó a sonar en Borboletta.

Borboletta año 1976 - A la derecha el hermano de Nipon Ruiz, Miguel, a cargo del boliche entre 1975 a 1979

Ya con menos incerteza económica Raúl, logró que Nipón aceptase trabajar e iniciar la era dorada de Borboletta. Entonces ocurrió lo que debía ocurrir, Nipón trajo parte de la buena música de La Belle y pudo imponer sutilmente la música que Raúl había traído, tarea que no habíamos sabido hacer mejor y así, pudo conquistar los corazones de mucha gente linda de esta singular ciudad e hizo nacer un mito.
Hace 45 años que soy amigo de Nipón y guardo real admiración por todo su trabajo en “Perdidos en el tiempo”…Su programa de Radio!!"