Actos por Caseros y San Lorenzo en nuestra ciudad

En sendos actos, se recordó este 3 de Febrero, los aniversarios de la batalla de Caseros y el combate de San Lorenzo. Discurso del intendente Varisco donde resaltó lo valioso de ambas gestas y en particular el aporte de Urquiza a la organización nacional. Presencias de la ministra de Gobierno de Entre Ríos, Rosario Romero y del asesor cultural provincial, Roberto Romani.


Como cada 3 de febrero - dia feriado en la provincia- se conmemoran dos hechos históricos. Uno, más vinculado a Entre Ríos, el 166° aniversario de la Batalla de Caseros que tuvo como protagonista al general Justo José de Urquiza y también un día como hoy el recuerdo del 205° aniversario del Combate de San Lorenzo, única oportunidad que el general Don José de San Martín combatiera en territorio argentino. Por ambas razones, este sábado 3 se realizaron sendos actos recordatorios, uno al pie del Monumento a Libertador de América en Plaza 1° de Mayo y luego en el Monumento a Urquiza en el Parque que lleva su mismo nombre en Paraná. 
Organizados por la Municipalidad de Paraná, presidió ambas ceremonias el intendente Sergio Varisco y estuvo acompañado de autoridades municipales, provinciales y de las fuerzas de seguridad. La comunidad también acudió a ambos actos. 
Varisco agradeció primero las presencias de la ministra de Gobierno de la provincia, Rosario Romero; del asesor cultural, Roberto Romani; de la viceintendenta de Paraná, Josefina Etienot; concejales, autoridades eclesiásticas y de las fuerzas de seguridad y de los excombatientes de Malvinas. El jefe comunal sentenció que "estos actos no son productos rutinarios, para nada. Cervantes decía que 'el pasado no son hechos que se los guardan en un baúl, sino que nos tienen que servir para saber de dónde venimos, cómo estamos y hacia dónde queremos marchar'. Cada 3 de Febrero es un gran orgullo porque la gesta argentina y sanmartiniana, la del cuerpo de Granaderos a Caballo no tiene parangón en el mundo, no estamos hablando de un genio militar sino de un militar y político, del único ejército que libero pueblos y no los conquistó. San Martin se fue de Santiago y de Lima cuando tuvo asegurada su congreso, su constitución y su República, porque era un general republicano aún cuando de joven peleó en tierras de España no por la Constitución de Fernando VII sino por un movimiento que había en Cádiz por la República Española. Pero el llamado de la Patria lo volvió a traer a la Argentina y si hay una imagen que lo simboliza de aquella gesta me figuro aquellos 22 o 23 granaderos que en 1826 volvieron al cuartel de Retiro en Buenos Aires luego de 14 años de peleas en América; habían sido creados en Retiro, con luego victorias en San Lorenzo, ir al Norte con el Ejército Grande, el abrazo con Belgrano, la preparación del plan continental de cruzar la cordillera, las victorias de Chacabuco y Maipú, la desobediencia de San Martín cuando liberado Chile, el gobierno de Buenos Aires le pide que vuelva y reprima a López y Artigas, pero prefirió ir a Lima y liberar América. Pudo entrar a Lima a sangre y fuego, pero prefirió no derramar sangre y rodearla y que se rindiera y se entregasen. Y después de Guayaquil dejar bajo las órdenes de Bolívar a sus granaderos y que el general Juan Lavalle triunfara en Riobamba y le aportara a Sucre en la última batalla de la independencia que fuera Ayacucho". 
Como un síntesis recordó a San Martín "como símbolo de culminar con casi 400 años de dominación extranjera en América, se llevó al exilio el estandarte de Pizarro, con el que el conquistador había dominado el Cuzco. El San Martín que arengaba a su soldados, cruzar con 5.000 hombres la cordillera, para libertar la Patria y que luchó ante la ignominia, que murió olvidado y criticado por sus coterráneos, y como dijera Ricardo Rojas, 'estuvieron años mordiendolo con saña para deshacerlo y no se daban cuenta que mordían bronce'. La Independencia no es solo territorial, es económica, social, política, cultural, 'la Patria no es de nadie sino de todos', decía Borges y la Patria sanmartiniana es ese albañil que construye viviendas que no va a habitar, el intelectual que no se encierra en una torre de marfil sino que vuelca sus aspiraciones con el pueblo, el hombre de armas dispuesto a defender la soberanía y la constitución, la política ejercida con honestidad, decencia y actitud de servicio, el docente que cuida y educa a nuestros hijos y el mejor legado es constituir la unión nacional y nada más quiso San Martín que la unión de los argentinos".




La batalla de Caseros

Luego, ante el monumento al general Urquiza, recordó Varisco el lugar en que se encontraban. "Estamos en lo alto del Parque con el monumento a Urquiza y en Alameda de la Federación, cuyo nombre original fue recuperado por una acertada decisión del entonces intendente José Carlos Halle; acá estaba la batería de Urquiza, el puerto de Paraná. Fue Urquiza el primero en 1851 que ordenó la erección del monumento acá en el Parque y que se concreta cien años después por orden del general Perón y se hace efectivo en el gobierno provincial de Albariño".
Varisco destacó la impronta entrerriana en conseguir la Independencia: "Junto al gobernador (Gustavo) Bordet hace poco y con motivo de un acto cívico-militar por el bicentenario de la Independencia coincidíamos, que las dos grandes cosas que marcamos a fuego la entrerrianía: una con el Congreso de los Pueblos Libres, el Congreso de Oriente. Si ven en Tucumán donde se declaró la Independencia, no hay nombres de correntinos, ni entrerrianos, ni misioneros, porque un año antes Artigas convocó en Concepción del Uruguay a un congreso y allí no se desprende la declaración de la Independencia pero de las cartas de esa época, sí se traduce la independencia de España y de toda potencia extranjera. El otro hecho que marca la entrerrianía es la organización nacional, la gesta de Urquiza, que establece la organización de la República representativa y federal, el gran programa de los argentinos que se completara luego con las reformas del 49, del 57, 94 y 95, pero ese Pronunciamiento de Urquiza, sus esfuerzos, como un gobernador progresista, con luces y sombras, acompañó aquella atrocidad de la guerra del Paraguay, pero que luego Urquiza fue el primer presidente que reconoció la independencia del vecino país y luego Yrigoyen devolviendo los trofeos de guerra. Urquiza fundó pueblos, escuelas, atendió a la industria y tuvo en claro la unidad nacional derrotando a Mitre, y a la provincia de Buenos Aires y luego de las batallas de Cepeda y Pavón pudo entrar triunfante y ocupar Buenos Aires y no lo quiso hacer y se retira para constituir la unión nacional"
Varisco observó que "en esa constitución está todo, y hay que leer las recomendaciones de los constituyentes que dicen que como recompensa ante tanto acuerdo, pactos y ensayos constitucionales, le piden a los argentinos 'saber inclinarse siempre ante la ley para no arrodillarse ante ningún tirano'. Hay cinco frases que definen el gran programa de los argentinos: 'constituir la unión nacional, afianzar la justicia, proveer a la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino".




Reflexiones de Romero y Romani

La ministra Rosario Romero dijo que en esta fecha "estamos recordando a dos hombres valiosos para la Patria desde sus distintas miradas y perspectivas y deseando profundamente que los argentinos podamos hacer una síntesis y saldar contradicciones y que no rescatan lo bueno de cada personalidad de nuestra historia. San Martín tuvo valores que transcendieron su época y que hasta hoy recordamos como valores educativos, políticos y como militar y se negó a ingresar en la confrontación entre los argentinos y del general Urquiza, destacar su gran aporte a la organización nacional". Por su parte, Roberto Romani expresó: "Siempre recordamos a nuestros maestros, aquello que nos inculcaron el amor a lo nuestro y tradiciones. Recuerdo a Nicolás Avellaneda que decía que 'los pueblos que olvidan sus tradiciones pierden las conciencias de sus destinos y los que se apoyan en tumbas gloriosas, son lo que mejor preparan el porvenir'. Venimos acá a apoyarnos en tumbas gloriosas, pero pensando que lo mejor está en lo mejor que podemos hacer en este tiempo, honrarlos a ellos significa cumplir con los objetivos esenciales de los que tenemos responsabilidades públicas y también el docente en el aula y el el padre a lo mejor en una conversación sencilla y simple le pueda hablar a sus hijos de lo que significaron estos prohombres de la argentinidad".