Se reparó la bomba de agua en la Toma Nueva

La maquinaria se encuentra en pleno funcionamiento y transporta el líquido a la planta Echeverría.


Personal de Obras Sanitarias concluyó con las tareas de emergencia encaradas para la reparación de una de las bombas electromecánicas en la Toma Nueva. 
Nuevamente todo el grupo de bombas de impulsión de agua se encuentran en pleno funcionamiento transportando el líquido hacia las plantas potabilizadoras de la ciudad. 
Durante las jornadas de lunes y martes personal municipal encaró la restauración de la maquinaria dañada durante el fin de semana y que disminuía en un 15% el caudal de agua cruda trasladada para su posterior tratamiento. 
Con esta solución, en la planta Echeverría se reciben 8.400 m3 por hora y en planta Ramírez 1.400 m3 por hora. 
En tanto se recuerda y solicita a la población hacer un uso racional y consciente del servicio de agua potable, evitando el derroche sobre todo en momentos de altas temperaturas.