Se restauró la fuente de Plaza Carbo.

Íconos de una ciudad emblemática por sus plazas y espacios verdes, las fuentes de Paraná están siendo sometidas a distintos trabajos de acondicionamientos. Ya se han mejorado un 80% de estas estructuras ornamentales. En el espacio público ubicado detrás de Casa de Gobierno, el sistema LED ofrece una nueva estética paisajista, que brilla a partir del juego de luces de colores.


Durante la noche de ayer, el gobierno municipal habilitó los trabajos de restauración y puesta en funcionamiento del nuevo sistema lumínico de LED de la fuente ornamental ubicada en calles Santa Fe y Alameda de la Federación, de la plaza Enrique Carbó. 

La tarea en el espacio público ubicado detrás de Casa de Gobierno estuvo a cargo del personal de Alumbrado Público, dependiente del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, y se enmarca en un plan integral de restauración y puesta en valor de fuentes ornamentales, que se lleva adelante desde hace varios meses. Precisamente, la próxima reparación abarcará la restante estructura ubicada en esa plaza, en cercanías a la intersección de calles Córdoba y Alameda de la Federación. 

“Ya se han mejorado un 80% de las fuentes de la ciudad. Estaban totalmente destruidas”, indicó ayer el secretario del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, Roberto Sabbioni, quien destacó que todos los trabajos están a cargo del personal municipal. 

En el caso del reacondicionamiento de la fuente de plaza Carbó, la labor consistió en la puesta en funcionamiento de un sistema esférico con tecnología LED que genera colores y agua en forma de spray. Se trata de un mecanismo de alto brillo, que genera diversos colores, desparramando agua en forma de espray. Además, como parte de los trabajos de mejoramiento, se cambió la bomba y se renovó el circuito eléctrico. El sistema cuenta con tablero automatizado para su encendido. 

Sabbioni acotó que el plan de puesta en valor de las plazas y fuentes continuará en los sectores aún pendientes, con el propósito de mantener la línea de trabajo de la actual gestión municipal, de devolver el brillo que caracterizó históricamente a las plazas de la ciudad.