El Municipio adquirió dos máquinas para el control de alcoholemia

Los nuevos alcoholímetros son de última generación. La Secretaría de Servicios Públicos pondrá a disposición personal municipal para realizar las capacitaciones correspondientes y así, comenzar con los controles de alcoholemia.


Continúa el trabajo conjunto entre la Municipalidad de Paraná y la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Luego de la adquisición de las cuatro máquinas para la realización de los exámenes psicofísicos, la Comuna incorporó dos máquinas para el control de alcoholemia, de origen alemán y de última generación, con las cuales se realizarán periódicamente estos controles en el tránsito vehicular.

Cada uno de los aparatos tiene un valor aproximado de seis mil dólares. Aunque estas máquinas son adquiridas por la Municipalidad en comodato para su utilización, tienen un costo cero, por lo que también esto implica un ahorro importante para el Municipio.

Cabe remarcar que anteriormente, el Municipio contaba con un solo alcoholímetro, el cual no estaba homologado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Si bien los controles se profundizarán los fines de semana, en horario nocturno y a primera hora del día a la salida de los locales bailables, la idea de la Secretaría de Servicios Públicos es darle utilidad de manera diaria para controlar el tránsito vehicular responsable.

Previo a la puesta en funcionamiento de los nuevos equipos, la Municipalidad de Paraná realizará una capacitación para el personal que esté a cargo de los mismos, y que realice los controles pertinentes.

El secretario de Servicios Públicos, Rubén Amaya, sostuvo que “desde el inicio de esta gestión hemos buscado recuperar una relación que estaba totalmente perdida y olvidada con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, un área que no era considerada como se debiera. Sin embargo, desde que nos pusieron en funciones, tuvimos y tenemos una relación permanente y generamos importantes beneficios para el Municipio”.

“Hoy podemos decir con mucha alegría que en el convenio marco que tenemos con la Agencia, nos han provisto de cuatro máquinas para el examen psicofísico, y desde estos días también hemos adquirido dos alcoholímetros de última generación”. Asimismo, el funcionario municipal anunció que comenzarán los operativos de alcoholemia. “Lamentablemente antes no podíamos hacerlo porque el alcoholímetro que teníamos no contaba con la homologación de la Agencia Nacional, órgano dependiente del Ministerio de Transporte de Nación”.

Finalmente, Amaya destacó que “complementariamente a estas acciones, intentaremos implementar con la juventud, en escuelas y facultades, un programa de conductor designado que servirá a modo de concientización”; y agregó: “Empezaremos a trabajar con este equipamiento a la brevedad, porque es imprescindible la presencia del Estado Municipal a la salida de los locales bailables y también su control a los automovilistas”.