Enriqueta sueña con Berlín

Enriqueta María Bracamonte, 12 años, baila. Baila todo el tiempo y a toda hora.
Baila desde que dio sus primeros pasos.
“La danza es mi pasión” dice y el entusiasmo se refleja en su cara de niña.

 Enriqueta le dedica muchas horas diarias a prepararse, pasa todas las tardes entre 5 y 6 horas en el estudio Open Ballet. 
Se esfuerza, practica, aprende, se entrena. Pero no descuida la escuela, terminó primer año del secundario con buenas notas haciendo malabarismos con el tiempo.
 La maestra Patricia Carraro de la Fundación de Julio Boca le enseñó sus primeros pasos y desde el año 2014 la maestra Lorena Bello la guía en el mundo en que ella eligió vivir, el mundo de la danza. Con disciplina y mirada rigurosa la prepara para que su participación en certámenes como Danzamérica (Certamen Latinoamericano de Danza) le permita mostrarse y ser evaluada  por grandes maestros de la danza.
Sus participaciones fueron premiadas con medallas de oro, plata y bronce.
 En mayo de éste año se le presentó la oportunidad de postularse entre muchas, muchísimas bailarinas para participar del Gran Premio de América Latina (GPAL) que se desarrolló en septiembre en la ciudad de Villa Carlos Paz, quedando entre las finalistas después de 4 instancias de evaluación con 6 jurados de mirada atenta y detallista.
Por llegar a ser finalista la maestra Alice Arja de Brasil, representante del Miami City Ballet la premió otorgándole una beca para realizar un perfeccionamiento en su escuela en enero 2018 en Rio de Janeiro.
 Pero lo que Enriqueta no sabía era que por estar entre las 20 finalistas iba a tener un premio mayor: ser una de las dos elegidas para representar a la Argentina en el Certamen Internacional de Danza TANZOLIMP, en Berlín, Alemania desde el 15 al 20 de febrero de 2018.
 La emoción la inundó cuando fue sorprendida por tan importante oportunidad de bailar ante prestigiosos jurados miembros de importantes ballet del mundo como el Bolshoi entre otros, pero también en su corta edad,  se da cuenta que llegar a Alemania no va a ser fácil, conlleva costos muy altos.
 Pero de eso nos tenemos que encargar los adultos, nosotros nos abocamos a la tarea de conseguirle los fondos para que ella cumpla su objetivo, para que ella compruebe que cuando se trabaja con tesón, responsabilidad y dedicación se pueden cumplir los sueños.
 Enriqueta nos enorgullece con su determinación de llegar muy lejos, ella baila, y quiere tener el privilegio de ser la primer Entrerriana en participar en TANZOLIMP y representar a nuestro país con lo mejor que sabe hacer: BAILAR.