Un día como hoy se habilitaba la construcción de la Iglesia San Miguel

En 1836 comienza a edificarse el nuevo tempo de la Iglesia San Miguel de Paraná, obra impulsado por el gobernador Pascual Echagüe. Tras un prolongado lapso recién se habilita en 1883.


En 1836 se coloca la piedra basal que dará origen al Nuevo Templo bajo el gobierno del general Pascual Echagüe, quien donará la imagen de San Miguel.El gobernador había sido autorizado por la Legislatura, el 27 de julio, a "practicar todas las medidas que juzgue convenientes" para iniciar la construcción.
El reciente trazado de la Plaza, la elección que consagra a San Miguel Patrono de Entre Ríos, posiblemente hayan sido algunas de las causas de querer construir una Iglesia más importante, proyectándose tres grandes naves y dos torres con Plaza, quedando en su parte posterior, la primera iglesia.
En ese año, el paraje conocido como "del molino” se hizo demarcar una plaza a la que se le impuso el nombre de General Echagüe. Esta Plaza fue llamada así hasta 1854, año en que cambia su nombre por la de General Alvear. No obstante ello, la gente la denominó y la continúa denominando San Miguel.
La obra de la iglesia cobró gran impulso y ritmo gracias al apoyo recibido por el gobernador Echagüe, al cura Francisco Dionisio Álvarez y a la gente que colaboró con su aporte económico, o con su trabajo.
Sin embargo, la construcción de la Iglesia fue llevada a cabo en distintos períodos y las variantes se manifiestan a través de las modificaciones del proyecto, y por lo tanto, del estilo arquitectónico.
Varias veces la obra fue interrumpida por las alteraciones que conmocionaban a la sociedad de aquella época. El clima belicista en que se encontraba inmersa la provincia en 1847, obligó a suspender las obras. Es en el año 1854, y como Paraná es la Capital de la Confederación, se dispone que sean finalizadas las obras en San Miguel y se refaccione la Iglesia Matriz.
Las obras se interrumpen nuevamente al estallar la guerra con el Paraguay. Hasta ese momento se había logrado el techado en su totalidad y la semiconstrucción de la torre de la derecha.
Finalizado el conflicto se produce el asesinato del General Urquiza y la consabida conmoción interna en la Provincia que se prolongará hasta el año 1878.
Durante las guerras jordanistas, la torre semiconstruida de San Miguel, servirá para emplazar la artillería en defensa de la ciudad.

Bibliografía:
- Uranga, Valentina, textos para el folleto “Parroquia San Miguel (1998).
- Sors, Ofelia, Paraná. Dos siglos y cuarto de su evolución urbana (1730 – 1955), Impr. Los Gráficos, Victoria, 2ª ed. 1994.
- Recopilación de leyes, decretos y acuerdos de Entre Ríos. Tomo IV(1833 - 1841).

Imagen: El templo en construcción hacia 1850.